sábado, 9 de mayo de 2015

45 años de 'Let it be', el amargo final de los Beatles.

Fuente: diariocritico.com por Sergio Ariza Lázaro.
Hace 45 años salía 'Let it be' de los Beatles. Ese 8 de mayo de 1970, la banda más importante de
la historia ya era historia. Un mes antes Paul McCartney había anunciado su salida de una banda que solo existía ya en el nombre. Por esas mismas fechas salía su primer disco en solitario. En un ambiente totalmente enrarecido el resto del grupo decidió sacar 'Let it be' con los arreglos de varias canciones de Phil Spector. Como diría Lennon: "El sueño había terminado".

Lo curioso del caso es que 'Let it be' no fue el último disco grabado por los Fab Four, ese honor corresponde a 'Abbey Road', pero fue durante su grabación cuando se produjo la ruptura definitiva de los de Liverpool. La idea del disco surgió de Paul que quería una vuelta a las raíces con un disco lo más básico posible que sirviera para presentarlo, y grabarlo, en directo. Además decidió que su preparación iba a ser grabado para una película que sirviera de documento de la vuelta de los Beatles al directo tras tres años de parón.

Lo que se grabó, sin embargo, fue cómo se disuelve un grupo. John y Yoko vivían en su particular nube y no se preocupaban de nada más, McCartney dirigía con mano de hierro los ensayos y esto hacía que Harrison y Ringo se sintieran menospreciados. Tras abandonar el primer estudio en el que comenzaron a grabar, la banda se dirigió a sus queridos estudios de Abbey Road donde, a pesar de no recomponer las relaciones personales, lograron revivir parte de su magia musical. Tras abandonar varias delirantes ideas sobre su presentación en directo, se decidió subir a la azotea de su cuartel general de Apple en Londres y grabar la parte en directo allí.

El 30 de enero de 1969 los Beatles dieron su último concierto juntos ante la sorpresa de todo el distrito financiero de Londres. Alguien llamó a la policía y tras grabar solo cinco canciones la cosa terminó con un escueto: "Espero que hayamos pasado la prueba" por parte de Lennon. El disco no vería la luz hasta dentro de un año medio, entre medias grabaría su verdadero epitafio y se produciría la ruptura definitiva.

Las cintas con las miles de horas pasaron por varias manos sin que nadie supiera muy bien que hacer con ellas. Con Lennon fuera ya de la banda, aunque por razones comerciales no se hiciera público, McCartney, Harrison y Starr volvieron a grabar 'I me mine' en enero de 1970. En marzo se decidió traer a uno de los ídolos de la banda, el productor y creador del 'Muro de Sonido', Phil Spector. Éste decidió darle su toque a las siguientes canciones 'For You Blue', 'I Me Mine', 'Let It Be' y  'The Long and Winding Road', además de 'Across the universe', una canción que se había grabado antes de las sesiones de 'Let it be'.

McCartney mostró su rechazo a las versiones recargadas de Spector, principalmente en sus canciones y quiso vetar que se sacara el disco. El resto, impulsados por Lennon que consideraba que el trabajo de Spector había hecho "algo decente de la mierda mal grabada que era", decidieron acabar de una vez y dar el visto bueno. McCartney se adelantó y anunció el final de la banda a la vez que sacaba su primer disco en solitario. El 8 de mayo 'Let it be' se alzaba con el número uno de las listas de medio planeta. No era el broche perfecto que era 'Abbey Road' pero incluía varias canciones míticas.

Si lo comparamos con el resto del catálogo de la banda 'Let it be' es uno de sus discos más flojos. Si lo comparamos con el resto de bandas de la historia es un disco enorme. Eso sí, si el sueño no hubiera llegado a su fin, aquel año los Beatles podrían haber sacado uno de los mejores discos de su carrera. Uno que contara con 'Maybe I'm amazed', 'God', 'What is life', 'Every night', 'Mother', 'Isn't it a pity', 'My sweet lord' o 'Instant Karma' pero eso sería entrar en lo que pudo ser y no fue... Así que pongamos el punto final con la canción que le dio título, una de esas baladas con el sello inconfundible de McCartney.