lunes, 16 de enero de 2017

The Cavern Club cumple 60 años.

Fuente: abc.es por Nacho Serrano
1. La inauguración:
Si hay lugares santos para el rock'n'roll, uno de ellos es The Cavern Club, quizá la sala de conciertos más emblemática de toda Europa. El 16 de enero de 1957 el
empresario Alan Sytner abrió sus puertas como un local de jazz. Pero pronto se convertiría en lugar de reunión de aficionados al skiffle (una combinación de blues, country y folk británico), con los Quarrymen (el antecedente de los Beatles, fundado por Lennon) como una de las primeras bandas en subir a su escenario. Esta imágenes, de la reinauguración tras una ampliación en 1966, dan buena cuenta de su importancia para la ciudad de Liverpool.


2. La casa de los Beatles:
El 9 de febrero de 1961 acogió la primera actuación oficial de los Beatles. Allí estaba su futuro manager Brian Epstein y... bueno, el resto es historia. Actuaron un total de 292 veces en su querida caverna.


3. Templo del rock británico:
Tras la consagración de los Beatles todos los grupos de la nueva ola de bandas británicas querían tocar allí... incluidos los Kinks, por supuesto.


4. Obligada visita para estrellas extranjeras: 
A mediados de los sesenta el Cavern Club ya era mundialmente conocido, y estrellas del rock americano no dejaron pasar la oportunidad de subir a sus tablas en sus giras inglesas, como Gene Vincent en 1965.


5.La demolición:
En 1973, unas obras de ampliación del metro de la ciudad obligaron al cierre del «lugar donde nacieron los Beatles», como contaba este noticiero británico de la época.


6.Segunda vida:
En 1984, el jugador del Liverpool F.C. Tommy Smith se hizo cargo de la reconstrucción del local (con muchos de sus ladrillos originales) a sólo unos metros de la primera ubicación, pero en 1989 los problemas económicos le obligaron a cerrar de nuevo. Sin embargo, dos años después, un profesor de instituto y un taxista se asociaron para reabrirlo, y así ha seguido hasta hoy. En 1999, incluso consiguieron que el mismísimo Paul McCartney se pasara a actuar para recordar viejos tiempos.


El 16 de enero de 2017 la sala volverá a celebrar su aniversario con un gran concierto benéfico en el que una banda de versiones tocará los grandes clásicos de muchas de las bandas que han pasado por allí estos 60 años. Además, se levantará una estatua de la cantante Cilla Black a pocos metros de la entrada.