domingo, 4 de enero de 2015

George Harrison, Mick Jagger y su desinterés por el primer disco de Led Zeppelin.

Fuente: miusyk.com por David López.
Ni Mick Jagger ni George Harrison mostraron el más mínimo interés por el primer
disco de Led Zeppelin cuando el productor Glynn Johns lo puso en su tocadiscos. La anécdota demuestra cómo hasta los dos citados músicos también pueden equivocarse en sus vaticinios.

Johns, que en breve editará su libro de memorias Sound Man: A Life Recording Hits With The Rolling Stones, The Who, Led Zeppelin, The Eagles, Eric Clapton, and The Faces, comenta que “todavía no se me ha pasado el subidón que me provocó escuchar el primer disco de Led Zeppelin”.

También reconoce que “Jimmy Page crecimos juntos e incluso tocamos en un grupo. Cuando formó Led Zeppelin me llamó para que les produjera. El estudio se alquiló bajo el nombre de The Yardbirds. No sabía qué iba a encontrarme. Cuando empezaron a tocar me volaron la cabeza”.

“Lo traían todo perfectamente ensayado. La grabación, mezclas incluidas, se hizo en sólo nueve días” concluye. Igualmente recuerda que estaba inmerso en la producción de Rock and Roll Circus con los Stones y “le dije a Mick que escuchara ese disco y no le interesó. Luego hice lo mismo con George Harrison y creo que tampoco captó la idea. Ese primer disco es el mejor de Led Zeppelin, lo remueven todo, desde la raíz hasta las ramas”.

La anécdota es bastante curiosa como también lo es, estamos convencidos, el libro del productor en el que narra todo tipo de historias de los grandes del rock británico.