sábado, 16 de noviembre de 2013

Rescate emotivo: "Rain" de The Beatles.

Fuente: rollingstone.com.ar

Si bien 1966 fue el año de quiebre artístico para los Beatles, ya habían dado señales de cambio 12 meses antes, en Help! y Rubber Soul. Harto de las giras y la
vida del estrellato, John Lennon decidió correr el foco compositivo de sus canciones. Lo que antes tenía al amor como núcleo vital, ahora daba lugar a una postura más introspectiva. Una composición sobre un fenómeno climático tan común como la lluvia podía ser la puerta a algo mucho más profundo.

Compuesta a partir de una de las primeras experiencias de Lennon con el LSD (y tras escuchar cómo la gente se quejaba de la lluvia tras una visita en Australia), "Rain" fue la antesala de la veta experimental que la banda de Liverpool acentuaría en Revolver, su siguiente disco de estudio. Como indica Steve Turner en el libro A Hard Day's Write, este cambio también llevó a su autor a replantearse su rol. Algunas de las frases de la letra ("I can show you", "Can you hear me?") sugerían la vocación implícita de liderazgo que afloraba en Lennon.

Sobre una estructura de tres acordes, el grupo hizo todo lo posible para romper con la monotonía de su base. Mientras las guitarras acompañan, el bajo y la batería se escurren de la repetición y alteran sus patrones constantemente, en lo que quizás sea el trabajo más elaborado de la base rítmica integrada por Paul y Ringo. Grabado en 1966, el tema fue el primero en el que la banda experimentó con técnicas de grabación. Por un lado, se alteraron las velocidades de los carretes para alterar el sonido del resultado final. Por el otro, la coda del final incluye voces e instrumentos pasados al revés. El origen de este recurso sigue siendo materia de disputa: mientras George Martin asegura haber sido el mentor de esta idea, Lennon sostuvo en una de sus últimas entrevistas que lo había probado sin querer en su casa, al cargar mal la cinta en su grabador de lo volado que estaba.

A falta de uno, "Rain" tuvo tres filmes promocionales, todos ellos dirigidos por Michael Lindsay-Hogg, que tres años más tarde sería el responsable del documental Let It Be. La primera versión, filmada en la mansión Chiswick House, muestra al grupo caminando por los jardines del lugar. Las otras dos, utilizadas para ser difundidas en la televisión inglesa y norteamericana) se filmaron en un estudio, y muestran a la banda tocando. Las versiones son iguales, y lo único en lo que difieren es en el color. Como en ese entonces la televisión a color estaba en etapa experimental, la que se difundió en el Reino Unido es en blanco y negro.

Mira el video de "Rain":


Y mira también una la versión filmada para la televisión inglesa: