martes, 2 de septiembre de 2014

La muerte de Brian Epstein.

Fuente: lanacion.com por Arnaldo Rivera
La noticia de su muerte fue un golpazo en mala parte, cuyo impacto fue sintetizado por John Lennon con palabras teñidas de pánico: "La hemos jodido". No era para menos, pues el
difunto se encargaba de todo lo relacionado con Los Beatles.

El 27 de agosto de 1967, Brian Epstein, el manager de Los Cuatro Grandes, fue encontrado muerto en su departamento de Sussex, Inglaterra, víctima de una sobredosis. Solo tenía 32 años. Fue Esptein el descubridor de aquellos cuatro muchachitos irreverentes y talentosos, quienes, a su lado, se convertirían en el grupo más grande de todos los tiempos.

Brian Esptein fue el cerebro detrás del cuarteto de Liverpool, a pesar de que su experiencia era nula en esos menesteres y de que sus gustos iban por el lado del jazz y lo clásico; sin embargo, tenía olfato para saber lo que podía gustarle a la gente. Eso le ayudaba en su trabajo en la tienda de discos de su familia.Sus padres tenían la idea de que ahí podía "normalizarse": Esptein era homosexual, una condición que siempre lo atormentó hasta el último de sus días.

En esas estaba Esptein, cuando algunos clientes entraron a su tienda a preguntar por un disco de un grupo que se hacía llamar Los Beatles, que acompañaban a Tony Sheridan. Picado por la curiosiodad, fue a The Cavern, a un par de cuadras de su venta de discos. Cuando los vio actuar, supo que algo había ahí y se hizo manager de los cuatro, a finales de 1961. Lo que sigue es historia e histeria: para febrero de 1964, la beatlemanía era un fenómeno imparable, que sigue hasta nuestros días.

Ese estallido devoró al cuarteto de forma tal que decidieron no salir nunca más de gira. El 29 de agosto de 1966, Los Beatles dieron su último concierto en el Candlestick Park de San Francisco (Paul McCartney acaba de dar un concierto en ese viejo escenario como parte de su gira Out There, a modo de despedida ya que será demolido).

Con la suspensión de las giras, la influencia de Esptein sobre Los Cuatro Grandes disminuyó sensiblemente. "¿Qué va a ser de mí?, se preguntó angustiado. La decisión fue un golpe que se agregó a sus dilemas y a su terrible soledad sentimental.

Apareció muerto, hace 47 años. Sus protegidos recibieron la noticia mientras estaban en sus sesiones de estudio Maharishi Manesh Yogi. Si bien quedaron devastados, no asistieron al funeral para evitar la locura mediática (los circos no son inventos de este siglo XXI). Epstein está sepultado en el cementerio judío Kirkdale en  Liverpool. 

"Si alguien fue el quinto beatle, ese fue Brian". Palabra de Macca.