domingo, 16 de diciembre de 2012

Workin' Class Hero.

Fuente: blogs/elmundo/lanavedeloslocos por Loquillo


Las cosas sucedían muy rápido en aquella España en transición, tener 19 años en 1980 era lo mejor que te podía pasar, todo por descubrir en un
país que despertaba de la pesadilla tras casi 40 años de dictadura. La constitución del 78 daba sus primeros pasos, y aquí, en Cataluña, Jordi Pujol llegaba al poder para quedarse 23 años. Lo que son las cosas.

Con todo por hacer, un nutrido grupo de jóvenes dimos la espalda a todo lo que sucedía a nuestro alrededor, léase; nacionalismo y ruido de sables, para construir nuestra propia realidad. Cada uno de nuestra madre y nuestro padre coincidíamos en odiar la ortodoxia, tanto política como musical.

Aquel 8 de diciembre marcó de forma definitiva nuestras vidas, mataron a John Lennon. Aviso a navegantes, el R 'N' R es peligroso y pueden llegar a matarte por ello. Ninguno de nosotros creímos que un fan loco se lo había cargado, iban a por él desde hacia años, molestaba.

A diferencia de los hippies, que lo tenían en un pedestal, copiaban sus gafas y nos daban la chapa con el karma de los cojones, para nosotros seguía siendo aquel 'teddy boy' de pelo grasiento, pendenciero y fan de Gene Vincent, el que años mas tarde paseaba por Hamburgo de cuero negro y se hacía fotos en las azoteas con unas botas de 'cowboy' por fuera del pantalón con dibujos alucinantes, y que eran lo mas preciado y buscado entre los rockers con aspiraciones, como yo.

Su disco lanzado en el 75, 'R 'N' R', fue una forma de volver a los orígenes y de dar a conocer a las nuevas generaciones los clásicos del R 'N' R, un disco que influyó sobremanera a los protagonistas de la explosión del R 'N' R barcelonés de finales de los 70.

Durante las siguientes semanas, las emisoras radiaron 'Double Fantasy' a todas horas, su esperada vuelta, después de cinco años sin grabar, había sido abortada. Nosotros estábamos bloqueados, todavía no teníamos nombre para la banda y en la habitación de Juan Caníbal, donde ensayábamos, las versiones de Eddie Cochran o de The Pirates no tenían continuidad.

Necesitábamos algo propio en español, eso nos hacía diferentes a las bandas de rockabilly, que solo cantaban en inglés. Parecía que todo nos venía grande, teníamos la mejor pinta pero nada más. Una tarde, pocos días antes de entrar en el estudio, Sabino Méndez se colgó la guitarra y nos enseñó lo que acababa de componer, la canción se llamaba 'R 'N' R STAR' y describía con precisión la historia de un tipo, momentos antes de convertirse en estrella del rock.

Todo parecía encajar, hasta que en un momento de la letra Sabino cantó.

"Yo te haré rico, tú solo has de cantar bien, si no te pegan diez tiros en la puerta de un hotel". En ese momento todos no miramos, el silencio llenó la habitación, nadie fue capaz de hablar.

Han pasado 32 años desde aquella tarde y John Lennon sigue golpeando con su legado, ahora más que nunca, con canciones como 'Workin' Class Heroe', 'Power to the People' o 'Imagine', que parecen compuestas hoy, ahora.

Ahora que los derechos de los ciudadanos son pisoteados, las libertades recortadas, ahora que las banderas vuelven a las calles, los discursos hablan de patrias y de pueblos elegidos, siento que la bestia ha vuelto, y que la utopía que imaginó Lennon, es ahora la mejor munición para estos tiempos asesinos, una llamada a la revuelta.

"Si quieres ser un héroe de la clase obrera, ven y sígueme".