lunes, 22 de abril de 2013

El mito musical del siglo XX.

Fuente: ellitoral.com

  Photograph: K & K Ulf Kruger OHG/Redferns

Marcelo Arce inicia la temporada 2013 del ciclo “La clásica música” con “Beatles Forever!”. Será un espectáculo para todo público ilustrado con imágenes en
pantalla gigante. La cita es para este miércoles desde las 20.30 en el Centro Cultural Provincial (Junín 2457).

Advierte el expositor: “Antes que nada, una aclaración... porque el modo en que anticiparé el contenido de la función, parece dirigida a pocos, a los melómanos. ¡No! Todo lo contrario. No es una clase, ni conferencia. Es un espectáculo, con pantalla gigante y clips armados especialmente, dirigido a todo público. Y sólo hay que permitir que la magia de la música consagrada e indiscutible de estos genios nos domine, nos transporte. Y parece ineluctable que esto suceda con semejantes monstruos de la gran música como Beethoven y The Beatles. Comprobando una vez más que hay una sola música, la buena, la que tiene forma y contenido. Y no recuerdo una página fea o insufrible de Los Beatles. ¡Hay que amarlos, disfrutarlos! Siempre pienso: ¿y si el espectador los hubiese conocido? Seguramente serían excelentes amigos. E intercambiarían secretos, de profesión y de vida”.

Clásicos contemporáneos

“Sin dudas, todos sabemos que Los Beatles son un “clásico”. Pero ¿qué es clásico?. Aquello que da clase, que es ejemplar, que hace aportes que le permite permanecer en el tiempo. Se separaron en 1970 tras la grabación de ‘I me mine’ y aún siguen siendo absolutamente top. Siguen “dando clase”, afirma Arce.
Y agrega: “Lo irreverente es sólo caparazón de un profundo mensaje en cada tema; y la influencia de la llamada música clásica es indiscutible. Baste pensar en el formato de madrigal que ostenta ‘Can’t buy me love’”. 

“El romanticismo está en la base conceptual de su música, como una ‘actualización’ de los ideales del siglo romántico, el siglo XIX: heroísmo, amor universal, denodada fantasía psicológica, no aceptar más reglas que las que dicta su propia ‘cofradía’, la ruptura de moldes y la libertad mental, la amplitud de criterio”, señala.

“Por eso -destaca-, la función abrirá ya con una rareza: ‘All my loving’, con coreografía de Balanchine, interpretada por el Ballet Bolshoi a la “manera de Tchaikovsky”. Increíble belleza. Los Beatles bailarán... La ‘fantasía’ (sin la cual no hay romanticismo) surge en ‘Strawberry Fields forever’”.

Contenidos

“Otro eje del estilo es que la música exprese significados y símbolos: nada más claro que ‘Eleanor Rigby’ para presentar este elemento sustancial. Recordemos ese pulso constante de las cuerdas todo un hallazgo del Quinto Beatle, el musicólogo y productor George Martin-. Y el mismo tema prueba su potencialidad sinfónica en la versión orquestal, junto a ‘Fool on the Hill’, de la llamada ‘Sinfonía Beatles’ que interpretará la Filarmónica de Londres. ¿Quién es el ‘loco en la colina’? 

Sus temas siguen la estructura temática romántica: partes fuertes contrastadas contra partes suaves, como luces y sombras. El ejemplo lo traerá ‘Anochecer de un día agitado’, que finalmente se convertirá en otra perla: el ‘Beatles Concerto’, un concierto para piano y orquesta realizado, orquestado, en los ‘80”. 

Así, “del mismo modo, ‘Something’ se acerca al mundo sensible gracias a Sinatra y Plácido Domingo con ‘Yesterday’ hasta las lágrimas. Otra de las rarezas está en ‘Here comes the sun’ con instrumentos medievales. O descubrir qué describe exactamente ‘Let It Be’”.

Y habrá más: “Desfilarán en clips editados especialmente ‘Love me Do’, ‘Sargent Pepper’s Lonely Hearts Club Band’, ‘A Day in the Life’, ‘Penny Lane’, ‘Blackbird’, ‘And I Love Her’, ‘Honey Pie’, ‘Yellow Submarine’ (y su versión en concerto barroco que nunca encontrarán y que nos encanta compartir con el público), ‘Ticket to Ride’, ‘Michelle’ (y una versión en fuga clásica realizada por un grande, un monstruo de la música del siglo XX), ‘Eleanor Rigby’ (saber qué cuenta y en la versión sinfónica), ‘Because’ (la rareza que demostrará sus aportes), ‘Across the Universe’, ‘We Can Work it Out’”.