lunes, 10 de noviembre de 2014

La última aparición de John Lennon sobre un escenario.

Fuente: muzikalia.com por Pere Francesch Rom.
28 de noviembre de 1974. Madison Square Garden. Antes de salir al escenario, las piernas le
fallaban. Podía escuchar el rugir del público. Tenía un miedo inhumano. Hacía dos años que no aparecía en concierto y en este caso sólo tenía que tocar un par de temas.

Él no era el protagonista, pero igualmente algo le paralizaba el cuerpo, se iba al baño a vomitar. Con su traje negro, se planteó realmente irse del lugar. Antes del inicio de la actuación recibió una gardenia blanca de su amada, a pesar de que en ese momento no estaban juntos. Lo habían dejado temporalmente. Ante el miedo escénico se le olvidó incluso cómo afinar la guitarra y tuvo que pedirle a alguien de la banda que le ayudara con ello. Ahí estaba esperando a que le llamaran a salir al escenario. Ahí estaba uno de los músicos más importantes de todos los tiempos, como si fuera un tímido cantante amateur. John Lennon, a sus 34 años, estaba esperando su momento, el momento en que lo llamara un joven pero ya muy popular Elton John.

"Dado que es el Día de Acción de Gracias pensamos que haríamos de esta noche una ocasión de júbilo e invitaríamos a estar con nosotros a alguien muy especial". Elton John llamó al exbeatle a unirse a él y más de 18.000 personas estallaron en gritos  con una ovación que hubiera despertado al mismo diablo desde el infierno. Apareció corriendo saludando con una sonrisa nerviosa. El público en pie no paraba de aplaudir. Se rumoreaba su presencia en el directo y eso atrajo a muchas personas.

Sólo iba a tocar tres canciones en el concierto de su amigo Elton John y la primera de ellas fue "Whatever gets you thru the night" del reciente disco de Lennon Walls and Bridges, un sencillo que llegó al número uno y que contó con la participación de Elton John en el piano y en los coros. Luego interpretaron dos temas más, muy míticos de The Beatles y de etapas muy distintas de Lennon en la banda: "Lucy in the sky with diamonds" del Sgt. Peppers y "I saw her standing there", de la primerísima etapa de los Fab Four. Lennon bromeó diciendo: "Era una canción de un antiguo novio mío del que me separé y se llama Paul".


Para cuando terminaron el público estaba fuera de si, siendo consciente que estaba viviendo un momento histórico. "Todos lloraban a mi alrededor", afirmó Margo Stevens, que había ido al concierto expresamente en avión, tal como se relata en la biografía de Lennon escrita Philip Norman: "John abrazaba a Elton y Elton también parecía que estaba llorando". "Fue un increíble momento", dijo Yoko Ono en el interesante documental LennoNYC (2010) de Michael Epstein. En los bastidores, Yoko Ono estaba esperando a John... Poco tiempo después se reconciliarían.


Fue la última vez que se vio a Lennon encima de un escenario de concierto y ahora se cumplen los 40 años. La actuación fue una promesa que le había hecho a Elton John si el tema "Whatever gets you thru the night" llegaba al número uno. Elton John quería que Lennon interpretara una de sus canciones insignia: "Imagine". Sin embargo, éste lo rechazó: "Quería divertirme un poco y tocar rock´n´roll, y no quería hacer más de tres porque después de todo el concierto era de Elton". Incluso unos días antes de la actuación, Lennon se fue a un concierto de Elton John a Boston y allí estuvo a punto de declinar su participación en el directo en el Madison Square Garden "al ver", como cuenta Norman en su libro, "su coduetista representar de diversas guisas una dama de pantomima cósmica, una corista de Las Vegas y un Sombrero Loco mariquita".


Lennon y Elton John se habían conocido un año antes, en diciembre de 1973, en Los Angeles, donde el exbeatle estaba viviendo una de sus épocas vitales más locas tras su ruptura con Yoko Ono. Lennon, que fue acompañado por May Pang en ese periplo, llamó esa etapa ´Lost weekend´. "Estaba fuera de control", admitió el mismo Lennon. Una oscura etapa que tenía que durar unas semanas y se alargó 14 meses, un tiempo lleno de alcohol y drogas en el que Lennon estuvo presente en las fracasadas grabaciones de un disco con Phil Spector, en el que grabó Walls and Bridges, produjo el disco Pussy Cats  de Harry Nilsson y el tema "Too many coocks (spoil the soup)" del Rolling Stone Mick Jagger y protagonizó algún que otro altercado en público. En esa etapa se dio un hecho histórico y fue una sesión en marzo de 1974 en el que tocaron John Lennon a la guitarra y Paul McCartney a la batería improvisando ante un grupo reducido de personas.