viernes, 20 de junio de 2014

Diez cosas que quizás no sabías sobre A Hard Day's Night.

Fuente: rollingstone.com.ar por Joaquín Vismara

1. Si bien cuando se filmó la película ya existían las cintas a color, la productora United Artists decidió rodar el film en blanco y negro. ¿El motivo? En aquel entonces, las películas a color eran costosas y el estudio
temía no recuperar las 189 mil libras que invirtió en realizar el largometraje bajo la suposición de que la beatlemanía sería una moda pasajera de pronta extinción. Su miedo no podría haber sido más infundado: sólo en cines, la película recaudó más de doce millones de dólares.

2. Sacando de lado el contexto de la beatlemanía, A Hard Day's Night es una gran muestra del humor británico más clásico. El estudio convocó para el guión al escritor Alun Owen, que tenía vasta experiencia en teatro y tiras televisivas costumbristas. Los cuatro Beatles eran admiradores de su trabajo, y pasaron con él varios días juntos para que el autor pudiera retratar de la manera más natural posible el sentido del humor de los Fab Four.

3. La edición británica de la banda de sonido se volvió el tercer álbum de la discografía oficial del grupo, y tiene dos anomalías. Por un lado, fue el primer disco de los Beatles sólo de material original (si bien seguirían incluyendo covers hasta Rubber Soul), y es además el único trabajo en el que las canciones pertenecen solamente a Lennon y McCartney.

4. En la escena del concierto final, aparece entre el público un preadolescente Phil Collins mientras el grupo interpreta "You Can't Do That". La canción fue eliminada de la edición final de la película, pero se incluyó como extra en la edición en DVD que Miramax lanzó en 2002:


5. La manera en que Owen caracterizó a cada uno de los Beatles definió cómo la prensa los estereotipó a lo largo de los años. Lennon aparece representado como ocurrente y cínico; McCartney como el sensible del grupo; Harrison como el callado e introvertido, y Ringo se presenta como el bufón, en parte gracias a las escenas que protagonizó por separado.

6. El título original de la película iba a ser el escueto y simple The Beatles, y luego cambió a Beatlemania! Recién sobre el final de la filmación, a Lennon se le ocurrió el título por el que es conocida a partir de un chiste de Ringo. Después de consultar el nuevo nombre con sus secretarias (que eran fanáticas del grupo), el productor Walter Shenson aceptó el cambio, y los cuatro de Liverpool se encargaron de escribir la canción en una sola noche. Por ese motivo, si bien es el tema principal del film, el grupo no aparece tocándolo en pantalla ya que se terminó de grabar cuando la película ya estaba en edición.

7. A pesar de estar íntegramente centrada en la banda, en toda la película no se menciona jamás al nombre del grupo, ni aparece en los decorados de la performance televisiva del final, salvo por el bombo de la batería de Ringo. Como guiño, en la escena en la que el grupo invade un set de filmación para tocar "I'm Happy Just to Dance With You", las paredes están adornadas con fotos de escarabajos ("beetles"). Dentro de esta misma lógica, Paul McCartney es el único beatle cuyo apellido no se menciona en toda la película.

8. Una vez que fue un éxito, United Artists decidió encomendar a la editorial Pan Books la novelización de la película. En vez de dejar en trabajo en manos del guionista original, la adaptación quedó en manos del autor John Burke, que hizo un trabajo que fue repudiado por los fans en su momento. Su mala reputación hizo que jamás se volviera a imprimir y es una de las piezas de memorabilia beatle de precio más irrisorio. Ni el factor nostalgia pudo darle empuje.

9. En la escena de la persecución en la calle al comienzo de la película, George Harrison trastabilla y hace caer también a Ringo. El accidente fue real y de hecho se puede ver a un fan detrás de ellos que intenta frenar al resto mientras los dos músicos se levantan del piso. Al director Richard Lester le pareció que el tropezón se veía tan espontáneo, que no hizo falta volver a filmar la escena para corregirla.


10. Por más raro que suene, la película tuvo dos nominaciones al Oscar. Alun Owen compitió en el rubro de Mejor Guión Original, y el productor George Martin participó de la categoría "Mejor música original" por la música incidental del film (que sólo apareció en la edición estadounidense de la banda de sonido). Sin embargo, las estatuillas quedaron en manos de Papá Ganso y Mi Bella Dama, respectivamente.