domingo, 29 de junio de 2014

Hitler obliga a cantar a los Beatles en alemán en un polémico videojuego.

Fuente: abc.es por J. C. Delgado

Un nuevo videojuego en el que los Beatles se ven obligados a cantar en alemán por Adolf Hitler ha provocado indignación. En él, los músicos del cuarteto, que en ese mundo se denomina
Die Käfer, se convierten en títeres musicales del Führer en un violento «juego de disparos» llamado Wolfenstein, donde un grupo de resistentes se enfrentan a las tropas nazis.

El juego está ambientado en la década de 1960 y muestra cómo podría haber sido Gran Bretaña si los nazis hubieran ganado la Segunda Guerra Mundial. Los cuatro chicos de Liverpool se enfrentan en él a una difícil elección: cantar en alemán o enfrentarse a la cárcel del régimen nazi. El juego ya se ha convertido en best-seller, encabezando las listas del Reino Unido en su primera semana, con una ventas que suponen la cuarta parte de todos los juegos vendidos, según informa el diario británico «Mirror».
 
El videojuego se promociona con una parodia de la icónica portada de su álbum «Abbey Road», mostrando a cuatro hombres con uniforme nazi que marchan sobre el paso de cebra.
El diputado laborista Steve Rotheram, en representación de Liverpool, la ciudad natal de la banda, ha condenado el juego. «Los Beatles y su música son una fuente de inspiración para millones de personas en todo el mundo. Relacionarles a ellos y a su legado con los nazis es manifiestamente ofensivo». A lo que añadió que consideraba «aberrante que los fabricantes de juegos estén utilizando algún tipo de connotación nazi en la producción de sus juegos de ordenador. Hitler y su malvada filosofía no es algo que debe ser defendido con el fin de hacer dinero».

Desarrollado por la compañía sueca Machine Games y comercializado por Bethesda Softworks, su vicepresidente, Peter Hines, defiende el juego afirmando que «era muy importante para nosotros crear una banda sonora creíble para Wolfenstein. Queríamos capturar el tono de este universo alternativo donde los nazis ganaron la Segunda Guerra Mundial». El videojuego incluye la parodia de una canción de Los Beatles («She loves you»), que lleva por título «Mond, mond, ja, ja».