lunes, 25 de junio de 2012

John Lennon y Paul McCartney según Paul McCartney y John Lennon.

Fuente: 2120.cl

Inseparables. Y no porque hayan sido los mejores amigos hasta el día en que uno de ellos murió. Paul McCartney llega a sus 70 años todavía vigente como solista, pero ni todos los éxitos de sus cuatro décadas solo apartarán de su lado la presencia de John Lennon. Es imposible entender a uno sin el otro. Esto es lo que se dijeron de ambos lados.

Lennon y McCartney. Cuesta creer que fue verdad, que
estuvieron juntos en una banda y que en algún momento hacían canciones sentado uno frente al otro, ambos con guitarra en mano. ¿Cómo es que se conocieron? ¿Cuáles fueron sus mejores momentos juntos? ¿En qué momento se terminó la magia? ¿En qué estado estaba la relación cuando murió Lennon? Revisamos la historia contada por ellos mismos. Disfrute.

Paul: Recuerdo cuando nos conocimos. Fue el 6 de julio de 1957. Entré en la feria de Wolton Bridge y un grupo tocaba en una tocaba en una tarima. Vi un chico con el pelo rizado y una camisa a cuadros cantando un tema de Del Vikings. No se sabía la letra, pero pensé que era bueno y cantaba bien.

John: Hablamos después de la actuación y vi que tenía talento. Se puso a tocar la guitarra detrás del escenario; sabía tocar la guitarra, el piano y la trompeta. Cuando nos conocimos, yo sólo sabía tocar la armónica y dos acordes de la guitarra.

Paul: Yo conocía a George del autobús. Él subía una parada después de mi camino a la escuela, así nos hicimos amigos. Les conté a John y los otros que tenían que escucharlo, él sí que sabía tocar guitarra.

John: Paul me presentó a George. Le dejé entrar y nos quedamos los tres, al resto prácticamente lo expulsamos.

Paul: Recuerdo cuando grabamos “Love Me Do”, John era el encargado de cantar ese verso. Pero él tocaba la armónica, así es que George Martin pidió que lo hiciera yo y estaba muy nervioso. O cuando hicimos “Kansas City”, no me salía la voz y John me envalentonó para que pudiera hacer la toma. Así era él.

John: Las canciones que escribimos juntos son en su mayoría de esa época. “She Loves you”, “I Want to Hold Your Hand” y cosas así.  En mi vida solo escogí a dos personas con las cuales quise formar sociedades: Paul y Yoko. Creo que estuvo bien.

Paul: En varias de esas canciones iniciales, John y yo las escribíamos juntos y las cantábamos juntos. Estábamos ambos con guitarras acústicas y nos cantábamos mutuamente lo que acabábamos de escribir, por eso la mayoría de esos temas están cantados a dos voces.


John: Entre Paul y yo comenzó cierta suerte de competencia, quién se quedaba con el lado A del single. Si te fijas, en los primeros tiempos la mayoría de los singles eran míos. La única razón por la que él cantó conmigo en “Hard Day’s Night” es porque yo no llegaba a las notas altas. Más tarde él comenzó a dominar un poco más.

Paul: Las canciones de A Hard Day’s Night John las escribió en su casa, pero en Help! estuvimos juntos cuando se escribieron. Así nació “Help!”, la canción, que es una idea de él y yo hice un par de aportes con la estructura.

John: Mi contribución a las canciones de Paul fue siempre darles un toque melancólico. Él era alegre y optimista, yo siempre me decantaba por lo triste. Durante un tiempo pensé que sólo él sabía hacer melodías y yo hacía rock and roll. Pero cuando hice algunas canciones que aparecieron en Rubber Soul me di cuenta que yo hacía melodías tan bien como cualquiera.

Paul: Curiosamente una de las canciones en las que coincidimos con John es en “In My Life”. En la parte central compuse la melodía en un melotrón, ese quiebre que tiene después del coro.

John: En Revolver, “Eleanor Rigby” es un hijo de él, yo sólo le ayudé a educarlo. “For No One” es suya también, una de las suyas que más me gustan. “Got to Get You Into My Life” también es de lo mejor suyo. Yo siempre digo que él podría escribir buenas canciones si se esforzara y ese es un buen ejemplo.  Y “Here There and Everywhere” es una de mis canciones favoritas de The Beatles.

Paul: Después de un par de días libres, John llegó con “Tomorrow Never Knows”. Necesitaba un solo y estaba yo metido con los loops de cintas. Así nacieron “las gaviotas”.

John: “Paperback Writer” era heredera de “Day Tripper”, que era una canción mía.



Paul: No creo que “Rain” fuera sólo de John. Recuerdo que no teníamos un acompañamiento, así es que decidimos tocar algo rápido y después ralentizarlo. Por eso suena así.

John: Las cosas fueron cambiando, cada uno empezó a hacer sus propias canciones. “You’ve Got to Hide your Love Away”, ese soy yo. No es mucho más lo que colaboramos después de un tiempo. “A Day in the Life”, eso fue algo interesante. Fue un buen trabajo conjunto.  Yo tenía una parte que a él le gustó, luego fuimos sumando partes entre ambos y nos entusiasmaba lo que se nos iba ocurriendo. Terminó siendo algo hermoso.

Paul: Le toqué “Hey Jude” a John y pensaba que tenía que arreglarla. Había un pasaje que decía ‘the movement you need is on your shoulder’. Mientras la tocaba mire a John y le dije ‘debo cambiar eso’. Y él me dijo ‘estás loco, es el mejor verso de la canción!’.

John: “Hey Jude” es una de sus obras maestras. Me dijo que la había escrito para Julian, pero siempre me ha parecido que el tema está dedicado a mí.

Paul: “Revolution 9” se parecía a cosas que yo grababa para divertirme. Nunca me animé, pero John sí.

John: En “Glass Onion” digo ‘the walrus is Paul’ en parte porque sentía culpa de estar con Yoko y abandonar a Paul. Es una forma perversa de decirle “toma esas migajas, esa pincelada, esa ilusión, porque yo me largo”.

Paul: Recuerdo que en cierta ocasión nos juntamos a hablar de Let it Be. John me interrumpió y dijo “ah, ya lo entiendo. Tú lo que quieres es trabajar”. Todos querían irse de vacaciones, yo pensé que en ese momento sería mejor trabajar.

John: Esa película (Let it Be) estaba montada por Paul para Paul. Es una de las razones por las que la banda se acabó. Nos cansamos de ser ‘la banda de Paul’. Él mantuvo al grupo unido, es cierto. Pero tiene la impresión de que debemos agradecerle eternamente por eso y no es así.

Paul: El concierto en la azotea dio pie a una reunión. Yo iba a sugerir que volviéramos a tocar en vivo. Después, quizás, podríamos hacer planes más ambiciosos, porque estaba la sensación que era el principio del fin. Ahí entró Allen Klein, a quien John y Yoko habían elegido para que fuese su representante.

John: El complemento de “Get Back” era “The Ballad of John and Yoko”. No porque la grabara exclusivamente con Paul era una aventura separada. Era el nuevo single de The Beatles, así de sencillo.

Paul: Comencé a obsesionarme con no tener el control en Abbey Road. Estaba intentando que mi canción fuera grabada como quería pero mi intención era no ofender a nadie.

John: No nos separamos porque hayamos dejado de ser amigos, sino porque estábamos aburridos de ser The Beatles. Y el aburrimiento te lleva a la tensión. No íbamos a ningún lado, ya no tocábamos en vivo, era siempre lo mismo. Las peleas de verdad las tuvimos cuando estábamos empezando. En los clubes Paul ya era el más popular, las chicas gritaban por él y eso no fue nada nuevo cuando nos hicimos más conocidos.

Paul: Yo volví a sugerir que podíamos comenzar a hacer algunos pequeños shows y luego ver dónde iría la cosa. John me miró y me dijo ‘pareces tonto. Klein está tratando de firmar con Capitol, yo me voy de aquí’.



John: Yo formé el grupo y yo lo disolví. No me molesta que Paul haya sido quien lo comunicó. Él quiso hacerlo parecer como que él lo decidió. OK. Es su trabajo. Nos molestó que no comentara con nadie antes de hacerlo público.

Paul: ¿No era hora de que se lo dijéramos a alguien ya? Más encima, Allen Klein decidió después de consultar a todos menos a mí que Phil Spector volvería a producir Let It Be. Y luego comenzaron a joderme con que no podía sacar mi disco solista porque en esa fecha saldría Let It Be.

John: El disco de Paul resultó ser una mierda. Liviano y fácil. En cambio escuchas lo que hizo George y es muy bueno. Pero no tengo dudas que Paul hará algo mejor.

Paul: No me siento herido por las cosas que él haya dicho de mí. Fue tan excesivo que incluso me causó gracia. Sé que parte de lo que dijo es en parte en serio. Pero está bien, así es John.

John: En estos años después que terminó la banda, yo creo que todos hemos pensado en algún momento que sería una buena idea reunirnos y hacer algo. El asunto es que nunca ha coincidido que todos queramos hacerlo al mismo tiempo. Con Paul ahora estamos muy cercanos nuevamente. Hemos tocado algunas cosas, jammeamos en Los Angeles. Me alegro que a todos les esté yendo bien. Lo único que importa es que él y yo nos llevemos bien y lo que nosotros pensemos de lo que pasó, nada más.

Paul: Me alegro que después de toda la mierda que pasamos por negocios una vez que terminó la banda hayamos podido rencontrarnos. Mi última conversación con John fue que había aprendido a hacer pan y eso lo tenía muy contento. A mi también me hizo feliz poder reincorporarme a su vida.