martes, 19 de junio de 2012

Muere el rostro de las películas de los Beatles.

Fuente: elmundo.es

El actor británico Victor Spinetti, quien se hizo amigo de los Beatles durante la preparación de su personaje para protagonizar tres de las películas más importantes de la banda de rock en la
década de 1960, ha muerto de cáncer a la edad de 82 años, según anunció este martes el agente de Spinetti, Barry Burnett.

El artista, nacido en Gales, se vio envuelto en el frenesí de la 'Beatlemanía' después de aparecer con los también conocidos como The Fab Four en las cintas 'Help!', 'A Hard Day's Night' y 'Magical Mystery Tour'.

Al ganar el actor el premio Tony por 'Oh What a Lovely War', sátira musical que interpetó en Broadway y que está ambientada en la I Guerra Mundial, los Beatles se pusieron en contacto con él para pedirle que trabajara con ellos.

Spinetti, hombre con sentido del humor al que le gustaba gastar bromas, solía decir que George Harrison le había dicho que tenía que estar en todas sus películas o "mi madre no vendrá a verlas, porque le gustas".

Según declaró el agente del actor galés a Reuters, "era un artista maravilloso y un gran narrador de historias. Todo el mundo deseaba pasar la tarde con él porque era muy entretenido y nadie se cansaba de oírlo hablar sin parar".

La amistad de Los Beatles y Victor Spinetti

Los vínculos del actor con la banda le hicieron sufrir las consecuencias de los gritos y la persecución por la calle de las jóvenes fans de los Beatles, según palabras de Burnett.

En una carrera que abarca más de 50 años, Spinetti compartió protagonismo con algunos de los nombres más reconocidos de Hollywood: trabajó con la Royal Shakespeare Company y entretuvo a miles de personas en un espectáculo que daba, en el que mezclaba canciones con historias. Además de actuar junto a Elizabeth Taylor y Richard Burton en 'Bajo el bosque lácteo', versión de 1972 de la obra del poeta galés Dylan Thomas, intervino en más de 30 largometrajes.

Procedente de un pueblo minero del sur de Gales y de padre italiano y madre galesa, Spinetti creció con la idea de convertirse en maestro antes de entrar a la escuela de teatro en Cardiff, la capital de Gales.