sábado, 6 de octubre de 2012

El ‘Love Me Do’ que no es.

Fuente: elcorreo.com Carlos Benito

Ayer se cumplieron 50 años de la edición de Love Me Do, el primer single de los Beatles, esos chicos de Liverpool. El culto al cuarteto  sigue en
buena forma: no hay más que ver que existe una página llamada La Biblia de los Beatles, donde podemos aprender, por ejemplo, que Love Me Do fue compuesta en 1958, porque Paul McCartney escribió la estructura básica del tema cuando tenía solo 16 añitos, o que la grabaron tres veces con tres baterías distintos.

La primera fue con Pete Best en su primera audición con EMI; la segunda, ya con Ringo Starr, fue la editada en sencillo; la tercera, que aparecería en el álbum, fue cosa del mánager George Martin, que no estaba convencido de la interpretación de Ringo y llevó al batería de sesión Andy White. En ese registro, el bueno de Ringo toca la pandereta, que según la Biblia es la mejor manera de distinguir las dos últimas versiones.

Pero en la Biblia de marras (y, de rebote, en Efeeme) también podemos enterarnos de que EMI ha metido bien la pata con las conmemoraciones del cincuentenario. Estaba previsto que el lunes saliese a la venta una bonita reedición del sencillo, pero alguien se ha equivocado y lo que se escucha en el vinilo es la versión del álbum. Sí, la de la pandereta.

Ahora mismo están retirando de las tiendas el single, ya distribuido, después de que Apple (la compañía de los Beatles, ya saben) haya solicitado su destrucción, pero parece que tal vez aprovechen que ya lo tienen hecho para sacarlo dentro de un tiempecito. Será un efecto secundario de tanto hablar de la Biblia, pero esto casi suena a estrategia para mantener viva la llama del culto: ya existe otra pieza de coleccionismo beatleliano.