martes, 26 de agosto de 2014

Los ingenieros tuvieron que hacer un nuevo máster para salvar “Please Please Me” de los Beatles.

Fuente: efeeme.com
 Mientras preparaban la caja con las versiones monofónicas de los discos de los Beatles, los ingenieros de Abbey Road se encontraron con la desagradable sorpresa del
mal estado en que se encontraba el máster original del álbum “Please Please Me”, por lo que para salvar las grabaciones tuvieron que hacer un nuevo máster transfiriendo las grabaciones del viejo.

La cinta fue reproducida y dejó un residuo pegajoso en el cabezal de reproducción. Lo que no es muy bueno: pone a la cinta en tensión y potencialmente induce fricción”, explica el ingeniero Sean Magee, en el último número de “Uncut”

“Usamos esa cinta y la transferimos. Reproducir una pista no era un problema, pero si has reproducido cinco a la vez, tenías allí un residuo. Es una cinta histórica, bastante vieja, y está afectando al sonido. Se estropean los cabezales, toda la frecuencia alta comienza a desaparecer, por lo que hay que transferir las pistas, una cada vez, analógica a analógica”.