domingo, 2 de septiembre de 2012

El impacto cultural de Los Beatles en el mundo.

Fuente: proceso.com.mx

Por el año de 2006 apareció una interesante tesis de licenciatura en la República Checa con el tema “Los Beatles y su
influencia en la cultura”, publicada en inglés por un estudiante del Departamento de Estudios Norteamericanos e Ingleses de la Facultad de Artes, en la Universidad Masaryk de Brno, el postulante checo Rudolf Hecl quien en este estudio de cinco capítulos sobre Los Fab Four, explicaba:

“No obstante que adoro a Los Beatles y amo su música, yo hallo algo exagerado que se les considere el grupo pop más grandioso de la historia’. Definitivamente sí fueron grandes y muy probablemente son la banda más importante; pero en términos musicales (tanto al escribir canciones como en su virtuosismo tocando instrumentos) y en términos de letras, ellos son igualados si no es que dejados a la zaga por otros conjuntos.”

A lo largo de 45 páginas, Hecl ejemplificaría el impacto juvenil que ejercieron por el mundo Los Beatles (o “Los Fab Four”, cuya formación en Liverpool ocurrió justamente hace 50 años), trascendiendo musicalmente más allá de los países anglosajones e incluso, en aquellos de la llamada “cortina de hierro” como Checoslovaquia, para ofrecer el postulante checo entre las conclusiones finales de su tesis, la siguiente:

“Se ha dicho cientos de veces que Los Beatles han sido probablemente la banda de mayor influencia de todos los tiempos… Su música sigue atrayendo a jóvenes escuchas y muchos de sus métodos de grabación en estudios disqueros continúan usándose por el mundo entero… Los Fab Four resultan indispensables para cualquiera quien desee estudiar la historia de la música pop; pero son asimismo imprescindibles para aquel que esté interesado en la historia moderna y en la cultura de Gran Bretaña.”

Plantea, en la introducción, analizar el fenómeno Beatle no sólo musical sino también culturalmente, como objetivo del estudio.
“Todo mundo conoce a Los Beatles… aún si hay personas que no conozcan su música, los reconocen por fotografías y mucha gente al menos los identifica por sus nombres de pila (John, Paul, George y Ringo)… El estilo del corte en su cabello que usaron en la primera parte de su carrera se le denomina ‘corte de pelo Beatle’. Los lentes de aros redondos son llamados ‘lenonky’ en la República Checa, pues eran el tipo de anteojos que John Lennon llevaba durante la segunda parte de la trayectoria de Los Beatles… Ellos trascendieron la música pop y se convirtieron en parte de la historia cultural del mundo.”

¿Por qué Los Beatles?

El primer capítulo describe los antecedentes culturales de “la década de Los Beatles” en los años sesentas, época que atestiguó “la comercialización de todo”, perfilando una “nueva sociedad de consumo”. Cinco palabras son claves en esta sección del estudio: masificación, juventud, drogas, pop y libertad.

San Francisco, California, era el centro de la cultura jipi. Scott McKenzie (fallecido el pasado 18 de agosto, a los 73 años de edad en Jacksonville) cantó en su éxito de 1967: “Si vas a San Francisco, no olvides llevar flores en tu pelo’…”

Los Beatles con una “imagen rebelde” gustaron a la juventud inglesa en sus comienzos y posteriormente, obtuvieron celebridad “de héroes de culto, agradando también a los adultos (a diferencia de Los Rolling Stones). En “¿Por qué Los Beatles?”, tema del segundo capítulo, Hecl apunta el papel singular que representaron tanto el director artístico y productor de la mayoría de los álbumes del grupo entre 1962 y 1970, George Martin (“el quinto Beatle”), como su representante Brian Epstein (1934-1967, “el sexto Beatle, quien promovió su fama”).

“La Beatlemanía duró poco más de tres años (comenzó en octubre de 1963 y se detuvo hacia 1967), superando el tiempo que comúnmente duran las modas. Al decaer la Beatlemanía, Los Beatles continuaron siendo mega estrellas… De haber permanecido igual, habrían aburrido a sus fans. Sin embargo, Los Beatles cambiaron casi en todo (en su música, con su apariencia, en sus ideas y en sus letras, etcétera), lo cual hizo que siguieran llamando el interés de sus fans.”
La tercera parte de la tesis está dedicada a la música de los Fab Four.

“Probablemente el álbum más importante de Los Beatles sea el Sargento Pimienta, primer disco ‘conceptual’, de 1967. A menudo se le nombra como su mejor LP y resultó crucial para el desarrollo de la música popular.”

Cita la influencia de Los Fab Four en multitud de conjuntos de rock, entre ellos a Queen y, específicamente, a bandas de Checoslovaquia como Glass Onion en Brno, y Backwards, en Eslovaquia. “La sencillez de su sonido inicial se transformó hacia 1965 con el LP Rubber Soul y el álbum Revolver, de 1966, marcando la ruta a experimentos electrónicos, una mayor riqueza instrumental y nuevas direcciones en estilos.”

Lo más importante: su música

El capítulo cuarto, dedicado a las letras de sus canciones, concluye que Los Beatles influyeron a que el idioma inglés se aprendiera en países no anglosajones, a través de la música grabada.

El amor fue la temática principal de las canciones en su primer período: de 100 piezas grabadas entre 1962 y 1965 (78 originales y 24 versiones) sólo 14 no tocaron asuntos de amor, “abordándolo siempre con lenguaje juvenil”, para emerger después en 1966 con temáticas de crítica social y piezas “de significado oscuro”.

“Escribieron bastantes canciones cómicas en Rubber Soul. ‘Bosque noruego’ (Norwegian Wood) o ‘Maneja mi coche’ (Drive My Car) son cortes narrativos con final más o menos divertido, mientras que ‘Niña’ (Girl) o ‘Michelle’ pueden considerarse también en dicha categoría. No son más que eso, canciones cómicas, aunque quizá la excepción fue ‘Bosque noruego’ que generalmente se considera como la primera pieza cuya letra es más importante que la música y fue un parteaguas en su manera de componer.”

Asimismo, la pieza “Cobrador fiscal” (Taxman) de George Harrison para el álbum Revolver es, probablemente, “la única de Los Beatles que contiene una crítica al gobierno”: “Soy el cobrador fiscal y tú no trabajas para nadie más sino para mí”; y de ese mismo LP, “Eleanor Rigby” fue “un ataque a la cerrada moral Victoriana de una generación de padres y abuelos que resultan aburridos y tontos a los ojos de la juventud”.

“Por supuesto, Los Beatles no podían eludir el tópico de la brecha generacional en sus letras… Los cuatro habían nacido a comienzos de la década de los cuarentas, y para 1967 sus edades fluctuaban entre los 24 y los 27 años cuando el movimiento del ‘poder de las flores’ (flower power) alcanzó una de sus etapas culminantes a la cual se llamó ‘el verano del ácido lisérgico’ o ‘el verano del amor’. Su generación fue la que resintió la brecha generacional al máximo. No obstante, para 1967 no eran ya los voceros para la nueva generación.

“Los Beatles habían hablado a los jóvenes al principio de los sesentas, cuando se les consideró héroes y los modelos a imitar por la juventud que vistió y se peinó como ellos. Pero después fueron Los Beatles quienes se vestían y peinaban de acuerdo a los demás. Definitivamente, simpatizaron con la contracultura de los jipis que los influyó, además, en dejarse crecer la melena y hacer viajes en LSD, una ‘droga jipi’; pero no pueden considerarse como verdaderos símbolos de ese movimiento (a diferencia de Janis Joplin o Jimi Hendrix).”

Y aunque Los Beatles no hayan sido “los reales voceros de la juventud”, para Hecl sí fueron verdaderos “predicadores” por difundir sus ideas entre los jóvenes, y para mucha gente “ellos encarnaron a la nueva generación, en parte gracias a la enorme publicidad que recibieron”.

La influencia más importante en los años sesentas fue la de Los Beatles. Durante la Beatlemanía, ellos marcaron las tendencias de la moda masculina y fueron ejemplo a seguir por su imagen rebelde que los muestra irrespetuosos ante la autoridad y la policía, en la película A Hard Days Night. Eran los más populares e inmensamente ricos, tal como publicó el diario Evening Standard en “¿Cómo vive un Beatle? John Lennon vive así”, reportaje del 4 de marzo de 1966 donde la periodista Maureen Cleave describió los gustos y las diversiones de Lennon en su mansión de Weybridge.

Aquel artículo resultó importante por otra cosa: fue cuando Lennon dijo que Los Beatles eran más populares que Jesucristo:

“El cristianismo pasará… Desaparecerá y se encogerá. No necesito argumentar acerca de ello; estoy en lo correcto y el tiempo me dará la razón. Nosotros somos más populares que Jesús al día de hoy. No sé qué pasará primero, el rock’n’roll o el cristianismo. Jesús estaba en lo correcto, pero sus discípulos eran estúpidos y vulgares. Para mí que fueron sus tergiversaciones las que lo arruinaron.”

Hecl sugiere que si alguien sin renombre hubiese dicho algo así, a nadie le habría importado. Su influencia incluyó terrenos espirituales.

“El hecho de que Los Beatles fueran tan increíblemente famosos y de verdad más populares que Jesucristo, lo enardeció a los fundamentalistas del cristianismo que los consideraron peligrosos por sus conceptos… En gran medida, Los Fab Four contribuyeron a popularizar el jipismo fuera de Estados Unidos. Se opusieron a la guerra de Vietnam… Fueron difusores de ideas esotéricas, del misticismo, de nuevas formas de involucrarse políticamente y acerca de las drogas.”

Por encima de todo, “su música cambió al mundo y sus letras siguen siendo citadas”. Aunque sus canciones sean sólo un fragmento de sus contribuciones sociales y culturales en el mundo, importancia que Hecl describe con varios ejemplos de actualidad (http://is.muni.cz/th/108918/ff_b/The_Beatles_and_Their_Influence_on_Culture.pdf).