viernes, 7 de septiembre de 2012

Strawberry Fields es el primer bar-restaurant conceptual de The Beatles en el país.

Fuente: eltelegrafo.com.ec Francisca Ovando / Quito

The Beatles fue una banda de rock inglesa activa entre 1962 y 1970. También ha sido reconocida como la más exitosa comercialmente y críticamente aclamada en la
historia de la música pop. Muchos son los fanáticos de esta agrupación, que a pesar de los años, aun se mantienen fieles a su música.

Este es el caso de un grupo de jóvenes quiteños, quienes abrieron dos bares en la Quito, enfocándose en la banda de rock para decorar el local. Uno de estos, el Strawberry Fields Forever, está ubicado en la Calama y Juan León Mera, sector La Mariscal; y el otro, el Strawberry Fields Live, en la González Suárez y Muros, frente al Hotel Quito, al norte de la ciudad.

El local ubicado en La Mariscal fue el primero que abrió sus puertas al público, en mayo del 2006, con la idea de ser el primer establecimiento conceptual de Quito, bajo el tema de The Beatles. Hace dos años se inauguró el otro local, y según sus propietarios, esperan abrir próximamente el Strawberry Fields Guayaquil. Las personas que disfrutan de la música rock inglesa son los clientes frecuentes del lugar.

“Strawberry Fields expone una vasta colección original de la banda de Liverpool y una selecta recopilación del mejor de rock clásico” explican los dueños, quienes con el paso de los años han logrado coleccionar varios accesorios, instrumentos musicales, artículos de periódicos, y demás objetos relacionados con la agrupación musical.
La buena cogida que tuvo Strawberry Fields Forever, es lo que impulsó a los propietarios, a que en menos de dos años se decidan a hacer una remodelación del lugar para duplicar su capacidad original a 70 personas.

En agosto de 2010, debido a la alta demanda, se abrió el Strawberry Fields Live, el cual se inauguró manteniendo el mismo estilo característico de la marca. Pero en este segundo local se puso mayor énfasis en la música en vivo, acogiendo a un público que disfruta de un ambiente con una propuesta musical diferenciada. Este espacio tiene una capacidad de alrededor de 75 personas.

La decoración del Strawberry Fields está ambientado en los años sesenta. Es una decoración vintage con una mezcla psicodélica barroca que hace del bar un lugar distinto a los demás de la ciudad. “Tenemos una colección privada de hace muchos años con la que comenzamos a decorar el lugar. Y la gente que se ha hecho fan del bar nos traen accesorios de varios países, como Alemania, Rusa, Estados Unidos. Tenemos en una pared la entrada al concierto y el recorte de un periódico que habla del show de Paul McCartney, cuando nos fuimos a Lima; también hay un rompecabezas que conseguimos en Estados Unidos, y un montón de cosas raras, hasta una corbata y una lonchera”, indican.


Las personas también pueden adquirir productos con el nombre de la banda o del local. Entre estos hay camisetas, manillas, sombreros, botones, entre otros. La discografía completa de The Beatles y rock clásico en inglés suena en ambos bares. Una recopilación de grandes exponentes del rock clásico y la música de bandas trascendentales como Led Zeppelin, The Who o Pink Floyd forman parte del repertorio diario de Strawberry Fields.

Su variada carta de alimentos y bebidas es algo que atrae mucho a las personas, quienes mientras disfrutan de los conciertos en vivo, pueden servirse distintas picadas o elegir una bebida. “Hay variada coctelería, lo que más se vende son los mojitos. Ofrecemos picadas de alitas de pollo, carne, y demás en distintos precios”, explican.
Los jueves un grupo de jóvenes se adueñan del escenario para interpretar temas de rock. Este espacio es aprovechado por artistas nuevos o de poca trayectoria, que solicitan el escenario para presentar su trabajo musical.

“Los artistas nos traen sus demos, conocemos su experiencia, dónde han tocado, y depende de eso les damos las facilidades. El escenario no se lo damos a cualquiera porque nos gusta presentar calidad a los clientes. Los músicos deben tocar rock, ya sean covers o temas inéditos”, indican los socios del lugar, pues todos son músicos y conocen cómo se trabaja en ese medio. La atención es de martes a jueves de 18:00 hasta la media noche, y los viernes y sábados hasta las 02:00.