jueves, 17 de julio de 2014

Paul McCartney transforma sus discos en aplicaciones para iPad.

Fuente: cincodias.com por Antonio R. García Frías

El antiguo miembro de la banda The Beatles Paul McCartney ha estrenado cinco nuevas aplicaciones para iPad que ofrecen a los usuarios acceso a cinco de los
álbumes del cantante. Se trata de un nuevo ejemplo de la adaptación de la industria de la música al panorama de dispositivos móviles actual.

La industria de la música y el sector de la tecnología están buscando vías con las que converger, de forma que usuarios y empresas consigan beneficiarse. El nuevo panorama móvil e Internet han requerido de nuevos modelos de negocio y de una adaptación del sector, que poco a poco presenta iniciativas más adaptadas al contexto actual.

Uno de los últimos ejemplos de esa convergencia llega de la mano de un artista con reconocida trayectoria, que ha decidido confiar en nuevas formas de explotación para distribuir su música. Se trata del antiguo miembro de The Beatles, Paul McCartney, que ha decidido llevar al iPad cinco de sus álbumes en forma de aplicaciones.

Así, los usuarios del iPad de Apple ya tienen a su alcance cinco nuevas aplicaciones, que básicamente permite acceder a cinco discos del conocido artista. Los cinco discos que se ofrecen con las nuevas aplicaciones son Band on the Run, McCartney, McCartney II, RAM y Wings over America.

La idea es que los contenidos se conviertan en aplicaciones que permitan disfrutar de la música y facilitar el acceso a los contenidos. Cada nueva aplicación con música de Paul MacCartney se vende desde 6,99 euros, un precio competitivo incluso con respecto a la venta del disco en versión física. El objetivo es que los usuarios de iPad tengan un acceso fácil y adaptado a la música, de manera que se incentive su adquisición.


Nueva prueba de adaptación

La iniciativa de McCartney es una prueba más de la adaptación que el sector de la música está realizando para adecuarse al panorama actual. Las principales compañías del sector están tratando de encontrar fórmulas que permitan facilitar el acceso a los contenidos y aprovechar el potencial móvil actual, respetando el negocio y los ingresos que permiten que siga desarrollándose.

Las iniciativas en este sentido son muchas y numerosas. Actualmente hay servicios como Spotify o Deezer que presentan nuevos modelos de negocio adaptados al contexto actual, con Internet y los dispositivos móviles como eje central del consumo de música. Se trata de servicios de suscripción, que ofrecen grandes catálogos de contenidos a través de pagos mensuales. En esa línea parece que se está moviendo Google, que pretende introducirse en el sector a través de YouTube.

Opciones como la de McCartney, de transformar los discos en aplicaciones, son otra posibilidad, enfocada a aquellos usuarios con gustos más definidos que buscan adquirir música concreta. Esta iniciativa también la han puesto en marcha otros artistas y podría ser la fórmula que complemente a los servicios de suscripción de cara a la convergencia del sector de la música y la tecnología.