sábado, 18 de febrero de 2012

Un Viernes 13 con Sir Paul.

Fuente: animalpolitico.com Por: José Antonio Martínez, conductor de ‘Beatle’

José nos comparte una crónica de su encuentro con una de las figuras más representativas de la historia de música del siglo XX, autor de canciones que han sido testigo de diversas experiencias de nuestras vidas.
Sir Paul McCartney presenta nuevo material discográfico y Reactor (único medio de comunicación mexicano) estuvo presente en esta cita con el ex-integrante del cuarteto de Liverpool para una entrevista en exclusiva. Podrán escuchar la entrevista completa,  el domingo 19 de febrero en punto de las 12 horas en Reactor 105.7 FM.




Aquí un extracto:
La cita fue confirmada el viernes 13 de enero.
El número y día cabalístico suponía la mala suerte, sin embargo, abrió la posibilidad de encontrarse con el hombre que haga lo que haga seguirá siendo un Beatle.
La misión no es sencilla, teníamos que desplazarnos hasta la ciudad olímpica en el Reino Unido para ser uno de los invitados en la recepción anunciada. Después decenas de correos electrónicos donde cada medio y cada país asistente era concienzudamente analizado por el equipo de McCartney, la cita estaba confirmada.

¿Quién no quiere conocer a un Beatle?

¿No es acaso el sueño de miles de fanáticos?

¿Importa realmente que su nuevo álbum tenga un título que se presta a la mala interpretación?

¿Dejará felices a  aquellos que creen que McCartney debe hacer canciones que siempre tengan el sonido llamado “Beatle”?

Todas las preguntas eran imposibles de contestar. Y mientras más las pensaba, más preguntas venían a mi cabeza.

¿Algún día publicarás “Carnival of Light”?

La decisión de preguntar como un fan, era más fuerte a preguntar sobre lo que se debía: Kisses on the Bottom.

La cita fue en Londres en uno de los lugares mas céntricos y exclusivos de la ciudad. El hotel fue bloqueado de manera muy discreta 24 horas antes. Camionetas iban, venían, cargaban y descargaban equipo parecía un gran evento.

La marca “McCartney” tiene detrás de si un equipo que nunca vemos.

Un equipo que llegado el día y casi la hora, nos indica el momento exacto en el que llegará, qué podemos hacer cuando lo tengamos frente a nosotros y sobretodo qué NO (prohibido todo acercamiento para solicitar autógrafos, fotografías o cualquier otra solicitud de ámbito personal, dado que tenía que reunirse con su pequeña Beatrice y familia para cenar) seguido de un: “desafortunadamente sólo podrá estar con nosotros 40 minutos”

Suficiente.

El tiempo aproximado que le tomó contestar cada pregunta también estaba medido y cómo no iba a saber manejar a la prensa, si lleva casi 50 años haciéndolo. Unas carcajadas en medio del lobby (bunker más bien) indican que el hombre está cerca. Y sí, sólo se necesitaba voltear en dirección al origen de las risas para saber que ahí está Paul McCartney y que estamos listos para ir a un sótano piso y medio abajo donde fue acondicionado un foro con cámaras, una mesa y flores que Mary, la hija de Paul, mandó para la recepción.

Minutos pasaron para que cada medio fuera acomodado mientras McCartney a nuestras espaldas y con la tranquilidad de estar como en su “casa”  degustara un trago de pie mientras observaba que todo estaba listo.

Nuestros equipos deben estar listos en 5 minutos para iniciar la conversación así como las cámaras que harán un webcast mundial.

Llega oficialmente Sir Paul McCartney a la sala.

Aquí, un extracto de dicha entrevista:



¿Cómo surgió la idea de trabajar con Stevie Wonder después de tantos años?

“Le llamé por teléfono, la maravilla del teléfono!!! Teníamos esta canción mía que se llama “Only in Our Hearts” la cual fue compuesta con toda la intención para que sonara en el estilo de los años 30 o los 40…

Sabíamos que necesitábamos un solo pero no sabíamos qué, así que empezamos a tener varias ideas pensando que podía ser de trompeta o algo y Tommy LiPuma, el productor, dijo “que te parece Stevie?” y yo pensé  “wow!!! eso no es algo común”…

Así que lo llamé,  y le pregunté si lo haría y muy amablemente ofreció venir. Lo conozco desde hace años y lo he visto varias veces en premiaciones y esas cosas y claro, lo vi en la Casa Blanca… Pero grabar con él no había sucedido en un buen tiempo y pues, la verdad es que es un genio y esa fue una de las grandes cosas que sucedieron al trabajar con este álbum. Trabajar con grandes músicos.

La verdad he sido muy afortunado, haber trabajo con Los Beatles y un montón de gente muy buena al paso de los años…y Stevie llegó a la sesión, escuchó la pista, pidió que se la repitiéramos y después otra vez y luego únicamente se acercó al micrófono y empezó a crear solos, hasta que finalmente llegó al solo que escucharán. Lo hizo en una hora y media. ESO ES TALENTO.



¿Esta idea de hacer un álbum de covers es vieja o es una idea mas bien reciente que cierra un circulo en tu carrera?

Es una idea que tengo desde hace mucho tiempo, probablemente desde que estaba con Los Beatles. Ringo hizo un álbum llamado “Sentimental Journey” donde abordó estas canciones de su pasado. Tradicionalmente en Liverpool y de las familias que veníamos, cantábamos canciones. En mi caso, en la noche de navidad lo hacíamos y yo amaba estas canciones y mi papá las tocaba en el piano en la casa y se las sabía todas.

Así que,  yo siempre quise grabarlas por eso las llevaba al estudio con Los Beatles y pensaba que “sería bueno hacerlas algún día” porque en el camino escribimos Sgt. Pepper, el Álbum Blanco, y todo lo nuevo del momento.

Años después, seguía teniendo el sueño de hacer estas canciones, pero cada vez que quería hacerlo alguien más lo hacía. Pensaba: “ahora es cuando” y ¡pum! Robbie Williams hacía uno y decía: “ahora no lo puedo hacer porque creerá que me estoy subiendo a su éxito” y luego, pasaba tiempo y volvía a pensar que era el momento y Rod Stewart sacaba otro y luego otro…

Terminé hablando con el productor Tommy Li Puma, que es un productor muy de la vieja escuela y me dijo “no lo pienses tanto y hazlo, no te preocupes por eso” entonces, lo hicimos y eso nos permitió tomar una dirección ligeramente distinta en el álbum, que no es la misma que todos los demás tomaron y las canciones no son tan conocidas como las que Rod ha estado haciendo como “sus favoritas” por ejemplo, “More I can not wish you” es una canción que conocía antes de hacer este disco y bueno, conozco muchas de estas. Eso es lo que sucedió al final. Lo hicimos.

 *El programa se transmite todos los domingos de 12 a 14 horas por Reactor en el 105.7 de frecuencia modulada del IMER.