jueves, 29 de marzo de 2012

Paul McCartney: “Había un sentimiento de que habíamos llegado al punto de partida”

Fuente: lanacion.com.py

“'Let It Be' había sido una experiencia agotadora. Había estado bien, y hubo muchas cosas buenas sobre ello, pero esto era una agradable vuelta a casa, a algo que nosotros sabíamos y entendimos: George Martin, los estudios Abbey Road, canciones hechas bastante rápidamente...”, comentó Paul McCartney, en una entrevista
exclusiva a la revista inglesa Mojo, en octubre de 2009.

La ocasión de visitar los recuerdos de hace 40 años, sobre los últimos días en que los Beatles se reunieron en un estudio para grabar “Abbey Road”, fue motivada por el entonces lanzamiento de los álbumes remasterizados del cuarteto y la consola de juegos “Rock Band”.

“'Let It Be' fue el que pensamos que iba a ser el último. Y luego hicimos uno más, de modo que parecía como: 'Esto sin duda será el último'. Estoy seguro de que en nuestra mente siempre había una puerta abierta, porque nunca se sabía qué pasaría... pero sin duda, había un sentimiento en ese momento que habíamos llegado al punto de partida”, confesó Paul, sobre el proceso que vivió con John Lennon, George Harrison y Ringo Starr, durante enero a agosto de 1969.

Aquí viene el sol

“Estábamos saliendo de un túnel”, contó. “Sabes, 'Here comes the sun' (Aquí viene el sol) era sobre lo que George literalmente sentía: 'Ha sido un invierno largo, frío y solitario'. Habíamos tenido momentos malos, y el alivio de tan sólo volver a estar juntos de nuevo y hacer lo que sabíamos y no hacer demasiadas preguntas fue todo un placer”.

Consultado si usaban las emociones del momento en el estudio, McCartney dijo: “Pienso que lo usamos. George iba a escribir 'Piggies' (Cerditos), y yo sabía exactamente de qué él hablaba. Y, sabes, escribió 'Taxman' (recaudador de impuestos), cuando supo por primera vez sobre el sistema fiscal”.

La cama de Yoko

McCartney recordó también la controvertida presencia de Yoko Ono, pareja de Lennon, en el estudio: “Fue... algo sorprendente. Pero solamente tuvimos que trabajar alrededor de ella - y andar alrededor de ella. Fue la locura del tiempo: yo sólo tenía que aguantar un poco. ¿Qué podías hacer? No podía decir 'Saquen esta cama de acá'. Ella era la novia de John”, refirió sobre la cama que la pareja metió en Abbey Road.

“La verdad era que John y yo teníamos un montón de canciones a medio terminar, o bien teníamos que terminarlas, o unirlas”, reveló. Fue el caso de la canción “Polythene Pam”, que surgió de la fusión de dos versos. Paul fue el que sugirió el nombre “Abbey Road”, ya que los productores pensaban ponerle “Everest”, en referencia a la montaña más alta del mundo.

Paul está muerto

Mojo consultó a McCartney sobre la famosa teoría de que él había muerto. El autor de “Yesterday”, hoy de 69 años, opinó: “Era gracioso, pero realmente ridículo. Son los gajes del oficio: la gente inventa una historia, y luego tienes que lidiar con estas cosas ficticias. Creo que la peor cosa que pasó fue que yo podía ver a la gente que me miraba más de cerca: '¿Eran sus oídos siempre así?'”.

Sobre la famosa foto del cruce de cebra, con detalles que alimentó la historia sobre la muerte de Paul (el único descalzo y la enigmática placa del coche del fondo), dijo: “Yo sabía por qué había tenido pies descalzos, porque me quité las sandalias. Sabía que el coche que decía '28 IF' era un coche completamente al azar, que acababa de ser aparcado. Era una locura”.

En relación a la profética canción calificada como la última de “Abbey Road”, expresó: “Estas son cosas que aparecen en el camino. Uno no las planea. No es como si fueras un científico loco, sentado y pensando (adopta un tono siniestro al estilo Vincent Price): 'Es el final de los Beatles. Debo pensar en las palabras absolutamente apropiadas para resumirlo'. Simplemente ocurrió que esas palabras habían llegado a mí, y le llamaron 'The End' (el fin)”.