miércoles, 21 de marzo de 2012

Help! resucitan como los mismos Beatles.

Fuente: vanguardia.com.mx

Unas 4 mil almas presenciaron el concierto del grupo que imita al cuarteto de Liverpool.

Este domingo, la Plaza de Armas retrocedió el calendario 50 años atrás gracias al grupo Help! de Ciudad de México que, caracterizado como The Beatles, no decepcionaron al público que se congregó en el lugar y los hicieron tararear, bailar y cantar los temas del emblemático cuarteto.

El concierto, que cerró la “Semana de la Cultura” que organizó
la Secretaría de Cultura en Coahuila, a pesar de que tuvo un retraso de 40 minutos, no cesó de derrochar energía. El reloj marcó las 6:42 cuando aparecieron frente a todos con sus trajes entallados traídos de la década a la que hacen homenaje.

Sus cabellos largos y abombados, sus gestos e incluso saludando en inglés británico, no hacían más que hacer pensar que los mismos Beatles estaban frente a todos: los tres hermanos, Sergio, Paco y Marco Antonio Montero, así como Manuel Negrete y Jorge Ceballos, tomaron sus instrumentos, cuatro de ellos con sus vestuarios, y el micrófono.

El arranque fue enérgico con “Hold Your Hand” que comenzó a hacer menearse tímidamente al público; después vendría “She Loves You” y luego “All My Loving”, trayendo la pila necesaria para desaletargar al público que quizá venía de ‘La Calle Cobra Vida’ a sólo una plaza atrás, en la calle Victoria.

Fiesta plural


Grandes y chicos y muchos jóvenes se veían en el lugar, algunos incluso con sus playera de los Beatles cruzando una calle. Al chavo “punk” no le molestó estar en primera fila y tararear solitariamente las canciones con un ligero movimiento inevitable.

Porque Help!, de la Ciudad de México, tiene un espectáculo de tres cambios de vestuario
Y más y más siguieron, era un concierto en el que, dijeron, harían un recorrido cronológico por los Beatles de acuerdo a su trayectoria: “I Should Have Known Better”, luego algo de Paul McCartney, después “Daytripper”, una encantadora “And I Love Her”,
Sus gestos, su presencia escénica, llenaron al público. Algunas incluso gritaban al joven vocalista que sonreía coquetamente, quien luego se puso serio al cantar, solo con su guitarra, “Yesterday” en un momento tranquilo, pero desgarrador para algunos.

Vestidos y alocados
Después regresaron vestidos con los colores chillantes del vestuario de “Sergeant Pepper’s Lonely Heart Club Band”. El público aplaudía más a su osadía: sus bigotes, su cabello, sus posturas. Los Beatles siguen intactos para cantar “Yellow Submarine”.

La fiesta fue plural y prometedora. Finalmente el cierre fue enérgico: “Help!”, la canción que les hace honor a la banda de 25 años de trayectoria fue el fin de la fiesta que duró dos horas.