domingo, 18 de marzo de 2012

La última broma de John Lennon.

Fuente: blogs.elpais.com Por:


El diario El País empieza hoy el lanzamiento en exclusiva de la discografía remasterizada de John Lennon en formato libro-CD. Como escribí en el texto de presentación, son todos los John Lennon posibles, con los ocho discos que definieron la agitada y apasionante época en solitario de uno de los iconos mundiales de la música popular. Para ilustrar su figura, La Ruta Norteamericana cuenta hoy con la colaboración de Federico Navarro Varas, autor del libro Buscando a Paul encontré
a John (Lenoir Ediciones), que la última broma de John Lennon o de cómo un apasionado seguidor de Paul McCartney acabó conociendo secretos y sucesos varios del autor de <<Imagine>>.

Texto: Federico Navarro Varas Cuando comuniqué a mis amistades que iba a publicar una biografía de John Lennon muchos no me creyeron. Pensaron que se trataba de una broma, que les estaba tomando el pelo. ¡El mayor fan de Paul McCartney escribiendo un libro dedicado a John! Algo inconcebible. Pero el mismo título de la obra, Buscando a Paul encontré a John (Lenoir Ediciones) daba las explicaciones pertinentes.

Llevo una década colaborando con mis textos en la revista especializada Rock’N’Roll Popular 1, que puebla los quioscos de todo el país desde 1973. Uno de mis sueños cuando empecé a trabajar allí era entrevistar a Paul McCartney, pero, la verdad, acceder a una estrella de tal magnitud es complicado, por no decir imposible. Macca no concede entrevistas fácilmente porque no precisa promocionar su obra tanto como otros músicos. ¿Quién desconoce a Paul en este planeta? Sus fans se cuentan por millones y, siendo sinceros, entiendo que esté cansado de hablar con la prensa.


Pero la revista de la que hablaba unas líneas antes fue, con el paso de los años, dándome la oportunidad de conocer a varias personas que estaban vinculadas, de una manera u otra, con los Beatles, en particular, con John Lennon. Así conocí a Cynthia, su primera esposa, que ha escrito dos libros muy recomendables —John y A Twist Of Lennon —, a  May Pang, la que fuera su novia durante aquel mal llamado Fin de semana perdido en el que dio forma a uno de sus mejores álbumes, Walls & Bridges, e incluso a Wayne “Tex” Gabriel, guitarrista que colaboró en la grabación de Some Time in New York City.

De todos esos testimonios, y de los muchos que pueblan la enorme bibliografía creada alrededor de Lennon, fui pintando un retrato que, sin estar el artista entre nosotros, siempre quedará inacabado. Una lástima, ciertamente. Pero muchos trazos se iban adivinando en mi camino: ese cariño a las personas que amaba, esas pequeñas dosis de crueldad que aparecieron con cuentagotas pero que son innegables, su clara actitud provocativa, el amor por la paz que surgió a partir de 1966, las ganas de crecer como artista alimentadas por Yoko Ono y, por encima de todo, ese humor mordaz propio de Liverpool.

Quizás ese sea el rasgo más característico de John, esas continuas ganas de bromear, de no tomarse en serio a sí mismo. Pura ironía. Sin más. Desde luego, si John supiera que el mayor fan de Paul McCartney ha escrito una biografía dedicada a su persona también se reiría. Y, a mí, me basta con eso. Sería como su última broma.

Federico Navarro Varas, autor de Buscando a Paul encontré a John (Lenoir Ediciones